SPONSORS
SPONSORS

La naturaleza lo pide a gritos “No me dejes tus residuos”.

colillas

La práctica de cualquier actividad en un entorno natural debe conllevar una serie de normas con las que deben cumplir el visitante. Disfrutar de la naturaleza no es solo ir a pasear y sacar las fotos, son muchos las personas que hacen uso indebido de algunos espacios naturales donde se observan sus residuos o evidencias de haber realizado una necesidad fisiológica.

Hay monitores que les indican a sus grupos la importancia de llevarnos nuestro residuo de comida, sin embargo, hay quienes hacen estas rutas por cuenta propia y parecen no entender la huella que dejan y que afecta gravemente al ecosistema. No hacemos solo referencia a la montaña, los océanos también se ven afectados.

La naturaleza recicla sus propios residuos, pero no es capaz de digerir los residuos que el ser humano genera. Nunca abandones basura, llévala hasta donde existan papeleras o un servicio de recogida, te invitamos a que reflexiones sobre esto.

A aquellos que se les olvida, aquí dejamos un recordatorio de lo que debe ser:

  1. Estimados fumadores, NO tiren colillas. Todos sabemos lo contaminante que es y  el tiempo el que se demora en desaparecer. En el caso de senderos, el fuego es uno de los mayores enemigos de la naturaleza y es capaz de destruir en unos minutos lo que ha tardado cientos de años en formarse.
  2. No viertas residuos de ninguna índole en el medio ambiente. Si te sobra alguna bebida energética no la eches en la tierra, ni en manantiales, ni en ríos y menos que menos en el mar. Tú más que nadie sabes que son elaboradas con productos químicos.
  3. Igual pasa con los sólidos. Solemos creer que por ser “orgánico” éste sirve de abono a la naturaleza, lamentamos decirte que nada más lejos de la realidad. Los frutos tienen pesticidas y en el peor de los casos alguna cáscara puede llevar una plaga, si la arrojas estarás causando un daño quizás irreversible.
  4. Las necesidades fisiológicas son propias del ser humano y que en un momento no previsto nos veamos en la penosa necesidad de hacer uso de la naturaleza, no nos exime de responsabilidades. No haremos referencia a los excrementos (procure salir ligero de casa/hotel) pero si a aquellos que buscan un rincón para orinar, por favor llévese su papel usado, no lo deje tirado.
  5. Esa basura no es mía, por eso no la recojo. Vemos volar bolsas y papeles en remolinos causados por el viento, botellas rodando por el suelo, etc. y no somos capaces de tener un acto de principios y valores propios de las sociedades civilizadas.
  6. No se lleve recuerdos de la naturaleza, en algunos países son espacios protegidos y en casos penado por la ley.
  7. La contaminación acústica también se hace presente, tenga consideración con la fauna.
  8. Evite salirse de los senderos marcados, los atajos sólo sirven para deteriorar el suelo y crear barranqueras que incrementan la erosión y hacen desaparecer el sendero original.
  9. Respete y proteja todo aquello que hace de un destino un lugar único y diferente. Se pueden resumir en la siguiente frase “procura dejar todo como estaba y pasar por la naturaleza lo más inadvertido posible”
  10.  Finalmente, pensar que tu residuo le da trabajo al barrendero, es el pensamiento más retrógrado de todos.

Este artículo nace de la necesidad de hacer un llamamiento a todos, si no eres senderista, ni ciclista, ni buceador, etc, no importa, eres un mortal más en este planeta y este mensaje también es para ti.

Recordemos que nosotros somos los intrusos en este entorno.

Por: redaccion@amphibiamagazine.com

#Evoluciona y #AdaptateAlMedio

You may also like...

0 thoughts on “La naturaleza lo pide a gritos “No me dejes tus residuos”.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Tú publicidad

Síguenos en Twitter